Based on Research Conducted at OSLC

Estudio que examinó la asociación entre el consumo de sustancias y la violencia de pareja en una muestra de 160 mujeres.

Project Overview

La violencia doméstica es la causa principal de lesiones en mujeres de 15 a 44 años. El tratamiento obligatorio de la violencia en la pareja (IPV), o tratamiento del maltratador, es (a) muy costoso, (b) se centra generalmente en los hombres, y (c) relativamente ineficaz; además, los hombres también son víctimas de la IPV, y la IPV ejercida por las mujeres se aborda poco. Existen pruebas de que la agresión física de la mujer hacia su pareja la hace más propensa a sufrir una lesión como represalia. Estudios recientes sugieren la importancia de la psicopatología individual como factor predictivo de la agresividad en las mujeres. El consumo de sustancias está asociado a la IPV y con frecuencia se ha considerado un factor contribuyente en el caso de los hombres, pero esta cuestión se ha examinado poco en el caso de las mujeres. El propósito de este estudio fue examinar la asociación del consumo de sustancias, incluyendo nicotina, alcohol, marihuana y otras drogas ilícitas, y la IPV para una muestra de 160 mujeres generalmente de nivel socioeconómico bajo estudiadas durante varios años con la misma pareja masculina en el estudio OYS-Couples. Recogimos nuevos datos para proporcionar información diagnóstica adicional sobre el consumo de sustancias actual y a lo largo de la vida tanto de las mujeres como de sus parejas. Pusimos a prueba la validez de diferentes explicaciones de las asociaciones observadas entre el consumo de sustancias y la violencia de pareja. Los resultados tienen implicaciones importantes en relación con la posible eficacia de los programas de prevención y tratamiento del abuso de sustancias como prevención y tratamiento indirectos de la violencia de pareja ejercida por las mujeres.

Funder: ARRA Challenge Grant (National Institute on Drug Abuse)